Artista visual

Pau
Quintana

Pau no pinta cuadros, Pau bosqueja mundos e invita a un viaje a la belleza de las influencias latinoamericanas y a la esfera de una artista que vuelve desde su interior en forma de juego con papel, madera y tinta. Las fronteras entre culturas flotan, la tensa relación de sus raíces latnomaericanas y su segunda patria en Europa despierta una simbología de fuertes mujeres, que como plantas desde el suelo se extienden hasta el cielo. Enraizadas profundamente en valores y tradiciones para escalar alturas desconocidas. También pájaros son una gran parte del mundo de Pau: símbolo para sabiduría y tranquilidad, extienden al mismo tiempo sus alas y son almas libres, que dominan las alturas y las profundidades. Pau es una coleccionista. En su taller se encuentra un sin número de piezas de recuerdo, desde boletos de viaje, piedras hasta cuadros de artistas amigos, todo tiene su lugar en este mundo, que como piedrecillas de mosaicos cuenta sobre encuentros. El espacio es su memoria transitable y todas aquellas pequenas cosas vuelven a ser parte de su arte. Pau pinta desde si un mundo que ella misma vive y siente.

La artista nacida en Chile, creció en Jena y con 15 parte a la capital Berlín, en la búsqueda de inspiración y posibilidades para crecer creativa Su estudio de Diseño de Comunicación e Ilustración de la FHTW (Fachhochschule für Technik und Wirtschaft) en Berlin lo terminará en Sudamérica. En Valparaíso, Chile, carga energía en las raíces y al mismo tiempo coloca importantes peldanos para el futuro: Pau se enamora del movimiento muralista y pinta allí sus primeras murallas. De todos modos para Pau Latinoamérica es su cuna emocional. En los próximos años viajará allí nuevamente para aprender algo nuevo sobre si misma y su arte, establecer nuevos contactos, afinar técnicas. En la Comunidad de Muralistas y artistas callejeros Pau encontró una familia de almas gemelas de viajeros por el mundo, siendo hasta ahora una de las pocas mujeres del arte callejero en Alemania.